809.537.0557 809.756.0542 |

Saber cuidar los traumatismos

Las causas de algunos traumatismos están influenciadas por diferentes factores, incluyendo la biología humana, el comportamiento y el medio ambiente; siendo las más comunes las caídas, seguidas de golpes con objetos, manos o puños, caídas de bicicletas, motocicletas, patines, accidentes automovilísticos, actividades escolares, deportes de contacto y el maltrato infantil.

Los varones son los más afectados en edades de 7 a 14 años y los traumas lastiman más frecuentemente los dientes antero-superiores, con posibilidades tres a cuatro veces mayores en aquellos niños que tienen estos dientes inclinados hacia adelante, ya que al no poder cerrar los labios quedan más expuestos. Según The Children’s Hospital Medical Center of Cincinnati, antes de que su hijo se gradúe en la secundaria, este posee probabilidades de uno a tres de fracturarse o perder un diente permanente por un traumatismo. Ellos explican que en los Estados Unidos se pierden de 1 a 3 millones de dientes permanentes en accidentes cada año y pocas personas conocen procedimientos de primeros auxilios en estos casos.

Los traumas afectan estos dientes en diferentes grados, desde una contusión en que no hay fractura, pero sí afecta el tejido conjuntivo pulpar (nervio) trayendo como consecuencia necrosis (muerte pulpar) y cambio de color; puede provocar grieta del esmalte (tejido que cubre la corona) una fractura de corona simple o compleja, donde el tejido pulpar es afectado; fractura total de corona, con posibilidades de rehabilitación futura; o puede provocar fractura a nivel de la raíz, llevándolo a su pérdida.

Los traumas dentales pueden ser muy violentos, y en estos casos los dientes pueden ser intruidos (se van hacia dentro del hueso) o ser avulsionados (el diente sale fuera de la cavidad oral). Las posibilidades de que este pueda retornar a sus funciones dependen del buen manejo de los primeros auxilios y el tratamiento del odontólogo especializado.

Estos primeros auxilios son fundamentales para tratar de mantener el diente en boca, así como el tiempo en que se realicen. Seguido del trauma debemos buscar el diente, sujetarlo por la corona con el fregadero tapado y lavarlo sin tocar su raíz; se debe tratar de colocarlo en su lugar correspondiente en la boca; pero si no es posible, llévelo en un vaso con leche o suero salino y de no haber de ambos, colóquelo en la boca entre la mejilla y la encía, cuando sea posible. Inmediatamente busque la ayuda de un odontólogo especializado, en un período máximo de una hora.

Vamos a darle la importancia que merece al cuidado del diente traumatizado, recordemos que el 98% afecta a los dientes anteriores superiores, los más visibles en la boca, por lo que inmediatamente nos traerá problemas estéticos, y por supuesto de salud.

 

Dra. Yocasta Caba / Máster en endodoncia
dentalstudiospa@claro.net.do

Leave a Reply

Una razón más por qué elegirnos:

Nuestros servicios están disponibles para todo el público, con tarifas competitivasy aceptamos los principales seguros del mercado.